¿Quieres salir de fiesta por Dublín? Te aseguro que lo vas a pasar en grande. El ingenio y la buena voluntad de la gente irlandesa son conocidos en todo el mundo. Dublín es una ciudad llena de pubs para salir de fiesta. Cualquier lugar es bueno para tomarse una pinta, y serás bien recibidos debido en todos.  El ambiente internacional y diverso está presente en cada lugar y evento. Si deseas conocer el ambiente gay te ofrezco una pequeña guía para que conozcas los principales puntos de interés. Y si bailas salsa como yo, apúntate los lugares dónde debes acudir a rumbear.  No vas a encontrar problema para encontrar algo que hacer en un fin de semana, en una fiesta o en cualquier momento importante del año, ya que Irlanda es el país de miles de festivales.


  • Es probable que cuando visites Irlanda escuches la palabra craic, pronunciado crack. Craic es una palabra que no tiene una traducción exacta. La traducción más aproximada seria "diversión, placer o conversación agradable".

  • Dublín es una ciudad que posee muchísimos conciertos durante todo el año. Los irlandeses son unos apasionados por la música, y eso lo puedes notar en la multitud de músicos y conciertos callejeros con los que puedes disfrutar en vivo y en directo.  La proximidad de Dublín a Inglaterra significa que la mayoría de las grandes bandas y artistas internacionales harán una parada para un concierto en Dublín, mientras hacen la gira en el Reino Unido.

  • Tiempo de silencio en Irlanda y el alcohol vetado en Viernes Santo por ley en Irlanda. Si piensas venir de turismo a Irlanda por Semana Santa, deberías de saber que muchos edificios y monumentos están cerrados. El jueves, a diferencia de España, no es fiesta. Aquí se celebra el viernes y el lunes. En general, los sitios que ofrecen bebida estarán cerrados el viernes: los pubs, la Guinness Storehouse, Jameson destillery...

  • Las discotecas en Dublín (clubs) normalmente están abiertas entre las 10 pm y las 3 am (licencia de club) y por lo general dejar de servir a las 2:30 am. Los precios de entrada oscilarían entre 5 € a 15 €, pero puede ser mayor para eventos especiales como la víspera de Año Nuevo o cuando un DJ de renombre está pinchando. Los precios de las bebidas suelen ser mayores que en los bares, los precios de una pinta de cerveza varía de € 5 a 6 €.

  • Dublín puede ser un buen lugar para pasar San Valentín y es que la mayoría de la gente no sabe que las reliquias de San Valentín se albergan en la iglesia de Whitefriar Street de Dublín.

  • En Dublín se puede encontrar el Craic cualquier día. A veces es bueno tener una ocasión para celebrar algo. Los dublineses cuentan con más de una decena de eventos anuales que son excusa para la fiesta.  De las tradiciones peculiares de Dublín, como el nadar en el río Liffey (Liffey Swim en septiembre, en la foto), a los grandes eventos de Irlanda, como el desfile y el festival de San Patricio, Dublín tiene un apretado calendario de encuentros anuales.

  • La danza irlandesa se ha hecho famosa en el mundo gracias a Michael Flatley y las giras internacionales de Lord of the Dance y Riverdance. Multitud de bailarines saltan a pies puntillas e interlazan sus pies para alcanzar velocidades de impresión.

  • La escena gay de Dublín ha experimentado un crecimiento sin precedentes en los últimos años, sin embargo, la homosexualidad parece no estar del todo aceptada en un país que ha sido sumamente católico durante siglos. Muchos todavía quedan por salir del armario en este país. Dublín posee diversos locales de ambiente y es una de las capitales más animadas de Europa. En Dublín se pueden encontrar varios locales gay en el centro de la ciudad, situados en Capel Street (Pantibar), al norte del río, y George Street  (The George) y Parlament Street  (el Front Lounge) en la zona sur alrededor de Temple Bar.

  • Temple Bar tiene la reputación de ser turístico, lleno de gente, y ser más caro. Esto es cierto, pero una visita a Dublín no sería completa sin antes pasar por las calles adoquinadas de Temple Bar. El barrio ha evolucionado y ofrece multitud de actividades a los visitantes. Diversos artistas, diseñadores y  jóvenes empresarios han establecido galerías de arte, cafés, teatros y coloridas tiendas. Las calles peatonales permiten caminar libremente por las calles estrechas y empedradas a las orillas del río Liffey.

  • Todo el mundo es irlandés en el Día de San Patricio, porque esta fiesta se celebra no sólo en Irlanda sino en el resto del mundo. Especialmente los irlandeses residentes en los EE.UU. celebran la fiesta traída al nuevo continente por sus antepasados. Dublín es el escenario de las mayores y mejores celebraciones de San Patricio en el mundo, el Festival de San Patricio.

  • Para los irlandeses los pubs son como sus propias casas y de hecho comentan que ir al pub es mucho mejor que ir al médico.  Todos y cada uno de los dublineses tiene su "local" como denominan al pub del barrio que suelen frecuentar. En cada esquina hay uno. Todos diferentes. Cada uno con su historia. Infinitos y diferentes.

  • ¿Te gusta bailar salsa? Entonces en Dublín podrás bailar salsa todos los días. Y en verano, si sale el sol bailamos hasta en plena calle. Te explico más abajo cuál es la ruta salsera en Dublín. Si algo hay que destacar de la salsa en Dublín es el magnífico ambiente que se respira.