Dublín e Irlanda contados por un español

¿Estás planeando tu viaje a Dublín e Irlanda y no sabes por dónde empezar? Pues, espero que este sitio te pueda ayudar. Desde Temple Bar a la Guiness Storehouse, tiempoendublin.com te descubrirá los lugares secretos y no tan secretos de Dublín.

Tiempoendublin.com es un guía de Dublín online en la que encontrás información completa y actualizada para hacer turismo, estudiar, trabajar o vivir en Dublín. Cuando llegué años atrás nunca imaginé que me encantaría tanto esta ciudad y eso pese al tiempo y el clima atmosférico dublinés con lluvia, el viento y la poca luz.

Desde Dublín con amor
Dublin, Irlanda: Desde 2009 escribiendo desde Dublín con amor

Mi nombre es Jaime, y llevo muchos años en la isla, tantos que a veces se me olvidan las palabras en español. Si te gusta la información de tiempoendublin.com, por favor déjame un comentario o recomienda a tus amigos en las redes sociales. Muchas gracias.

Cosas que la wikipedia de Dublín no te contará

Con este sitio web me propongo ayudarte y que conozcas sitios que la wikipedia no te va a contar. Dublín es una de las ciudades más acogedoras en las que he vivido hasta ahora, llena de gente amable. Seguro que si vienes como turista a Irlanda, tú notarás también esa amabilidad y hospitalidad.  En estos años he hecho amistad con bastantes irlandeses y he vivido muchas fiestas de San Patricio en Dublín para recordar. Me he quejado poco del tiempo en Dublín, y he preferido vivir sin pensar en la lluvia. Si adoptas esa actitud vas a disfrutar y mucho en esta ciudad.

San Patricio Dublin
Irlanda se viste de verde por San Patricio

Este sitio contiene mucha información valiosa. A continuación puedes encontrar un resumen de los fantásticos sitios y actividades de Dublín.

La Molly Malone y yo te recomendamos que vengas a visitar Irlanda

Antes de nada, ¿quién narices es Molly Malone te estarás preguntando? Pues según un canción tradicional irlandesa (“In Dublin’s Fair City, where the girls are so pretty..), una vendedora de pescado de día y mujer de la noche. Su estatua de bronce sirve de foto obligatoria para todos los turistas de la ciudad. Si no la encuentras en tu guía de viajes de Dublín, tradicionalmente apostada al principio de Grafton Street, es porque la han movido para dejar que pasen las obras del tranvía.

Pues Molly y yo mismo, te recomendamos ya que te vengas a Irlanda y a Dublín. Muchas razones para ello.

Molly Malone en Dublin
Dublín es una gran opción para aprender inglés: Te lo dice Molly Malone

Como turista la isla esmeralda ofrece paisajes de impresión y una hospitalidad que poco encontrarás en otros sitios del mundo. Dublín no tiene el esplendor y la espectacularidad de otras ciudades, sin embargo, hay una alegría, juventud y diversión que no se pueden aguantar. Recuerda que una ciudad la hacen sus gentes y no sus edificios.  En Dublín hay un enorme sentido comunitario en cada calle, y son las personas las que hacen Dublín un lugar feliz para vivir.

Dublín en tamaño compacto

El tamaño condensado de la ciudad invita a caminar y caminar, o moverse en bicicleta sin sudar la gota gorda, porque no hay muchas cuestas, salvo si subes por Dame Street o Patrick Street hasta Christ Church. Algunos turistas me preguntan si merece la pena comprar la  tarjeta turística “travel card” pero la verdad que no la veo necesaria, si te vas a mover por el centro por unos pocos días.

El pub más pequeño de Dublín
Dublín es como el Lotts, pequeño y compacto

Dublín es una ciudad abierta a la creatividad con festivales de música, danza, teatro, y arte callejero durante todo el año. La creatividad no está reñida con las pintas. De beber ya no te cuento, porque sabrás los irlandeses son los más borrachuzos con diferencia. No es un mito, lo dice el Eurostat. Y si eres de los que no te gusta la cerveza en general, me juego el pescuezo que la Guinness te acabará gustando al final de tu viaje.

La música en vivo te perseguirá por donde quiera que vayas porque los artistas callejeros no pagan impuestos y se distribuyen por las cuatro esquinas. Conciertos nocturnos hay muchos. Sorpresa, sorpresa, si eres salsero como yo: en Dublín también se puede bailar salsa.

He aquí más cosas que ver y hacer en Dublín y que la wikipedia no te contará.

¿Y dónde me quedo en Dublín? Busca y compara hoteles porque son caros

Dormir en Dublín cuesta caro, pese a lo que digan algunas guías de viajes por ahí. Puede que los precios bajaran durante la crisis por el menor número de viajantes, pero el flujo de turistas estos días, sobre todo americanos no para.

Con el boom de AirBnB y los apartamentos de vacaciones, Dublín puede ser más asequible si viajas con más personas.

Para los jóvenes con menos recursos, los hostales son una opción. Algunos hostales de estilo moderno han emergido tras las crisis y ofrecen un alojamiento de calidad con creatividad incluida, por ejemplo, el hostal juvenil Generator, vecino de la destilería de whisky Jameson en el distrito emergente de Smithfield. Este hostal ha sido construido en piedra y ladrillo, y acondicionado con materiales reciclados. El lugar rezuma singularidad para un hostal juvenil de estas características.

 

Escucha música tradicional en el bar Cobblestone en Smithfiled

Perteneciente a Tom Mulligan, este lugar es una joya fuera de la ruta turística en el barrio de Smithfiled a sólo 15 minutos del centro andando.  La familia Mulligan han estado tocando música irlandesa durante cinco generaciones. El  relajado y acogedor pub se basa en la tradición de la familia – el respeto por la música y la cultura. Estel rincón atrae a músicos tradicionales a los que tendrías que pagar por ver tocar en algún otro lugar.

Escucha música tradicional irlandesa en el Cobblestone de Dublín
La música popular de Irlanda se puede escuchar en el barrio de Smithfield en el Cobblestone

Algunos de los mejores músicos de Irlanda, incluyendo el hermano de Tom, el reconocido flautista uilleann Néillidh, sesiones de música de plomo tradicionales irlandeses en la barra siete noches a la semana. Músicos y cantantes se unen mano a mano en canciones, melodías y habilidades que mantienen viva la tradición irlandesa. Todos son bienvenidos.

Pasea por los verdes y bien cuidados jardines y parques de Dublín

Dublín es una ciudad con bellísimos parques, como el parque victoriano de St Stephen’s Green, justo en el centro de la ciudad.  Los  patos, cisnes, gaviotas y  palomas puñeteras se agolpan alrededor de los estanques para alimentarse del pan ofrecido por locales y turistas. Los parque en Irlanda permanecen siempre verdes y floreados todo el tiempo del año.

También es de reseñar Merrion Square en el que podrás ver la estatua en alabastro de colores de Oscar Wilde, al que se suben a besar los turistas. Otra joya son los jardines Iveagh, menos conocidos y turísticos que los anteriores, pero un reducto de paz en el centro de la ciudad.

Y más grande que el Retiro en Madrid sin llegar a ser Central Park, Dublín cuenta con el parque más grande de Europa, Phoenix Park, donde los ciervos campan a sus anchas ante la mirada de los paseantes y conductores. El parque es inmenso con unos 3 kilómetros de lado, así que si no quieres andar te recomiendo que te alquiles una bici pública o de alquiler en el chiringuito al inicio del parque. Todos los autobuses turísticos recorren el parque, así que si lo deseas puedes bajarte y hacerte un recorrido a pata.

El parque Phoenix de Dublín y sus ciervos
Dublín alberga el parque más grande de toda Europa

Phoenix Park alberga también el zoo de Dublín, probablemente no el mejor de mundo, porque los animales están escondidos a siete leguas, pero si el tercero más antiguo. Otro sitio de mencionar es la esplanada de la Cruz Papal donde el difunto Papa Juan Pablo II ofició una misa allá por 1979, que mis amigos irlandeses dicen que provocó el aumento de la natalidad en Irlanda.

Del Dublín de los parques al bullicioso Temple Bar

Temple Bar es uno de los barrios con más encanto de la ciudad pese a la mala reputación en los últimos años debido a la masiva afluencia de turistas y locales. Esta zona a lo largo del río Liffey, alberga algunos de los mejores locales nocturnos de Dublín.

 

Dublín e Irlanda son un paraiso para la fiesta
En Temple Bar, en Dublín, puedes alucinar de locura

Restaurantes y tiendas inusuales se alinean en estas calles estrechas y empedradas que corren entre el Banco de Irlanda y la catedral de Christ Church. Entre los atractivos culturales están el único cine de arte y ensayo de Dublín en el Irish Film Institute (IFI), la Galería de la Fotografía y el Project Arts Centre.

Todos los sábados por la mañana puedes visitar el Temple Bar Farmers Market que es la meca de los amantes de la cocina. En los distintos puestos puedes encontrar delicias gourmet como la caballa ahumada del condado de Clare, jugo de manzana picante irlandés o salchichas de carne de venado de Dublín, entres otras cosas.

Si eres un amante del cine, entonces julio y agosto son los meses para ver películas gratuitas al aire libre en la noche de los sábados.

Los domingos entra al pacífico Trinity College

Domingo por la mañana es el mejor momento para visitar este centro intelectual, antes de que se despierten los estudiantes y mientras doblan las campanas para la misa de la mañana en toda la ciudad.

Trinity College, es un oasis de paz y belleza. Su campus es una mezcla de edificios clásicos y contemporáneos intercaladas con elegantes jardines. Fundada en 1592 por la reina Isabel I, la Universidad del Trinity cuenta con ex alumnos estelares, entre ellos el dramaturgo Oscar Wilde y premio Nobel Samuel Beckett. Durante el verano, los estudiantes entusiastas dan 30 minutos de visitas guiadas.

Visita la biblioteca del Trinity para conocer más sobre el famoso manuscrito, el libro de Kells. Haz tu visita hasta la Long Room para admirar un bóveda que cubre miles y miles de libros.

La pinta perfecta de Dublín en Kehoe o en algún otro pub local

Hay muchos pubs para tomarte una o varias pintas, pero si quieres hacerlo en un sitio tradicional entonces te recomiendo Kehoe, un pub de finales del siglo XIX decorado en el típico estilo victoriano. Puedes ver las puertas de caoba y sus vidrieras, los viejos cuartitos con particiones y todo el ambiente hogareño de un pub. Sólo un consejo, los baños deben ser evitados si temes los espacios pequeños.

Si acudes un viernes te enfrentarás  con un grupo de 250 personas que convergen alrededor de la entrada de un pequeño edificio, y no por una alarma de fuego. Los estudiantes la cercana universidad del Trinity  y los corredores de bolsa de las empresas financieras de Dawson Street terminan ahí la semana con una pinta de Guinness.

Si buscas una pinta barata te recomiendo que te metas por alguna de las calles del barrio de los Liberties (entre Christchurch y de camino a la fábrica de la Guinness) y veas cómo beben y se comportan los locales. Ese el verdadero Dublín.

El lugar más visitado de Dublín es la Guinnes Store House

La fábrica de Guinness es el hogar de una de las cervezas más populares del mundo y el lugar más visitado por los turistas que llegan a Irlanda.  En ella descubrirás paso a paso en siete plantas  cómo se produce el negro líquido desde sus ingredientes hasta que llega al consumidor, o la increíble historia de la marca que se extiende más de 250 años.

Caballo frente a la Guiness Storehouse de Dublín
En Irlanda, la Guinness es un producto sagrado

Situado en el corazón de la legendaria Puerta cervecería de St. James en Dublín, este lugar de producción ha sido el hogar de la fábrica de cerveza Guinness desde 1759, cuando Arthur Guinness firmó un contrato de arrendamiento de 9.000 años.

Aprender qué siginifica para los irlandeses esta cerveza y finaliza en su punto más alto,  en el Gravity Bar, donde los visitantes pueden disfrutar de incomparables vistas panorámicas de la ciudad de Dublín – vistas que son casi mejores que la pinta de cortesía que pagas con la entrada.

Imagina cómo vivían los conquistadores ingleses en el Castillo de Dublín

Si piensas que vas a ver un castillo en el sentido de la palabra, olvídalo, pues no hay puente levadizo para bajar contra hordas invasoras ni torres desde donde vierten aceite hirviendo. Sólo una mínima parte de la construcción original se mantiene. Actualmente, es más una colección de edificios administrativos del siglo XVIII, construidos sobre un plan medieval de dos patios.

El Castillo de Dublín acoge grandes funciones diplomáticas o estatales, y actuaciones ocasionales como recitales de concierto. No obstante, puedes caminar dentro del recinto o probar a hacer el tour guidado, que te llevará a las profundidades para ver el nivel de agua original desde el foso y la antigua muralla.

Prueba un estofado irlandés en el Porterhouse o en un sitio más refinado

Hay muchos pub en Dublín para tomarte un estofado, algunos aguados,  pero si lo quieres acompañar con una buena cerveza entonces Porterhouse es tu sitio. Prueba su guisado irlandés o las salchichas con puré.  El Porterhouse sólo vende su propia marca de cervezas, pero las cervezas negras o rubias son mejores que cualquier cerveza producida en masa. La Oyster Stout, hecha con ostras reales, merece probarla.

La cocina irlandesa no tiene la fama de los conocidos platos franceses o italianos mundo. Los irlandeses aún luchan a veces para definir su propia cocina. ¿Son el coddle y el boxty los platos que aparece en las guías turísticas los que definen la cocina irlandesa?

Aunque sin fama, los productores irlandeses están produciendo ingredientes de clase mundial y la procedencia de alimentos es más importante que nunca en los restaurantes irlandeses. Si estás en busca de un sabor de la cocina irlandesa más refinado y moderno entonces acude a otros sitios como The Winding Stair, en Lower Ormond Quay o The Pig’s Ear, Nassau Street.

O hunde tus dientes en una hamburguesa en Bobo o en un fish and chips en Burdocks

Se suelen asociar las hamburguesas a las grasientas producidas por los norteamericanos. Todo lo contrario pasa en la cadena Bobo irlandesa, que se ha ganado una gran reputación por convertir la hamburguesa en algo refinado como si fuera una fina empanada. Este excelente restaurante sirve hamburguesas orgánicas sin par, patatas fritas cortadas en cubos y deliciosas maltas, batidos y zumos.

Y si te gusta comer lo que los locales, no te vayas sin probar un “fish and chips” en Leo Burdocks  No hay nada más atractivo que una bolsa de patatas crujientes cubiertas con sal y bacalao empapado en vinagre. Leo Burdocks en Christchurch es calificado como el mejor entre los dublineses. Sus patatas son enormes y sabor excepcional, el pescado es fresco y se obtiene una porción enorme. Lo mejor es  la cantidad de chistes que se cuenta el personal con los clientes mientras esperas.

Visita las  interesantísimas exposiciones en la Science Gallery

Tal vez esto no sea un actividad incluída en los libros de los turistas, pero si te gusta entender las novedades de la ciencia desde un punto de vista interactivo te recomiendo que pasees por la Science Gallery, porque sus exposiciones sin duda no te defraudarán.

No te sorprendas si ves exposiciones de ropa hecha de tecno-hilo o bacterías de Guinness, exhibiciones de arte robótico o de los nuevos combustibles. En una exposición dedicada  Incluso han aprovechados nanotecnología para inscribir su logotipo en la cara de un diamante.

El Dublín más vikingo y medieval se descubre en Dublinia

Dublinia es una experiencia inolvidable en un lugar de importancia histórica en el corazón de la ciudad de Dublín, la encrucijada donde moderno y antiguo de Dublín se reúne .

Si vas a visitar Dublín con niños, entonces Dublinia es una de las atracciones recomendadas para tu familia. La muestra enseña la evolución de la ciudad desde la llegada de los vikingos hasta después del la era medieval.

Durante la visita aprenderás sobre los largos viajes a través del mar hicieron los vikingos guerreros.  Podrás comprobar las habilidades de combate vikingas más eficaces, así como probarte la ropa común o  los grilletes con lo ques los vikingos retenían a sus esclavos.

Aprende el alfabeto los vikingos y descubre las poesías, cuentos y legados dejaron atrás.

En el edificio de Dublinia se dice que estuvo  la tumba de Strongbow, que se remonta a la Edad Media para contener el corazón de la Patrona de Dublín. También puedes acceder a la torre medieval de San Miguel que es uno de los mejores lugares de  Dublín para contemplar las vistas panorámicas de toda la ciudad

Si te encanta la lectura pásate por el Writers Museum

El Museo de los Escritores se encuentra en un mansión georgiana impresionante  y alberga extractos personales y cartas de autores históricos aclamados como Oscar Wilde, James  Joyce Jonathan Swift.

Irlanda es el hogar de un número de ganadores del Premio Nobel y autores aclamados y por lo tanto tiene una tradición literaria de muchos años.

El Museo de Escritores de Dublín celebra héroes literarios del país ya través de sus exposiciones se describen los hitos de escritores clave durante los últimos trescientos años, incluyendo Wilde, Yeats, Joyce y Beckett .

Se dice que James Joyce sufrió astrapofobia – el miedo a los truenos y relámpagos , lo que influyó en su literatura, tal vez sea por eso que ni los propios irlandeses a veces entienden su literatura como muestran las  primeras líneas del libro de Finnegans Wake.

James Joyce Dublin
Las escenas del Ulises de Joyce tienen lugar en la ciudad de Dublín

Algunas excursiones por los alrededores de  Dublín

El pueblo de Howth y sus acantilados

Una de las joyas cerca de Dublín. A Howth se accede fácilmente por el DART (tren de cercanías) en una media hora. Los turistas suben a los acantilados  alrededor del  Loop Howth es un hermoso paseo. Después de un paseo al aire fresco, no te olvides de disfrutar un fish and chips o una sopa de mariscos en Wrights de Howth.

El castillo de Malahide y sus jardines

Malahide Castle, también al norte de Dublín en la zona costera, dispone de 250 acres de parques y jardines. El tour guiado te explicará la hisotria del castillo y de sus famosos fantasmas. Después de vagar como alma del purgatorio,  repotne  con  un almuerzo delicioso en el Avoca Café.

Glendalough

Situado el condado de Wicklow, al sur de Dublín y un poco más alejado de los anteriores, pero de una belleza incomparable. El valle monástico de Glendalough y sus lagos te llevarán a un paseo en el tiempo en el que los monjes vivían en paz dedicados a sus labores. Súbete al autobús de San Kevin en el centro de Dublín y estarás allí en una hora y poco. Si te gusta el trekking y el tiempo acompaña, recorre las diferentes rutas (con diversas longitudes y complejidad), que te permitirán disfrutar de los lagos y las cascadas.

El valle de Glendalough en Irlanda
Irlanda: el paraíso de trekking y la naturaleza en el valle de Glendalough

Powerscourt House Gardens

Esta mansión se encuentra escondida en uno de los muchos valles de Wicklow. La casa en sí es infinitamente hermoso y los jardines son la guinda del pastel. Los autobuses 145 y 44  paran en Enniskerry, dejándole sólo 10 minutos a pie de la finca.

Newgrange & The Hill of Tara

Más antiguo que las pirámides, Newgrange es una complejo de tumbas ancestrales paganas. Ver los motivos celtas vivos aquí antes de subir la colina de Tara cercano donde murió Elvis de Irlanda una vez llamaron hogar. Acceso a través de un servicio de autobús Eireann 109.

Greystones a Bray, o de Bray a Greystones

Un hermoso paseo y un ambiente familiar y costero si visitas Bray o Greystones. Los dos unidos por un camino que sube los acantilados y te permite ver la costa. Llévate el almuerzo y sentáte a almorzar en la playa de guijarros de Greystones o tómate una pinta en el galardonado Porterhouse pub de Bray.

El castillo de Trim

Te sonará si viste Braveheart, de Mel Gibson. Trim Castle, a unos 45 minutos de Dublín, te descubrirá cómo era la historia normanda de Irlanda. No necesitarás coche para visitar este trozo histórico pues muchas rutas de la compañía Eireann de autobuses  proporcionan un servicio regular.

Trim Castle Irlanda
Los castillos en Irlanda son numerosos y recuerdan el pasado medieval y normado