Piso y vivienda en alquiler en Dublín

Cuando llegué en 2006, era una odisea sino misión imposible encontrar un piso. Todas las viviendas eran bastante viejas y caras y se formaban grandes colas para ver un piso de mala calidad.  Tras el periodo del boom de la construcción la crisis llegó a Irlanda y con ello la marcha de muchos inmigrantes, sobre todo polacos. Muchas viviendas se quedaron disponibles y los precios bajaron considerablemente. Sin embargo, en 2016 el problema vuelve a ser el de 2006. La escasa oferta de apartamentos en Dublín, la llegada de estudiantes y trabajadores para las grandes multinacionales (Google, Facebook...) ha puesto de nuevo el tema de la vivienda en los medios irlandeses. Encontrar una habitación o un piso digno a precio asequible será difícil. Trata de moverte rápido y poner las alertas de los portales inmobiliarios para acudir pronto a las citas.

1924 91