Temple Bar Dublín

Temple Bar tiene la reputación de ser turístico, lleno de gente, y ser más caro. Esto es cierto, pero una visita a Dublín no sería completa sin antes pasar por las calles adoquinadas de Temple Bar. El barrio ha evolucionado y ofrece multitud de actividades a los visitantes. Diversos artistas, diseñadores y  jóvenes empresarios han establecido galerías de arte, cafés, teatros y coloridas tiendas. Las calles peatonales permiten caminar libremente por las calles estrechas y empedradas a las orillas del río Liffey.

21 0
21 0

Bullicio y alegría en el barrio de Temple Bar

Algunos comentan que Temple Bar  puede convertirse en una trampa para turistas, porque las bebidas son un poco más caras y estarás sentado junto a otros turistas en los locales. Pero no hay que olvidar que también que Temple Bar es el barrio cultural de Dublín con galerías de arte, artistas callejeros, festivales. Además de contar  con algunos buenos restaurantes, pubs, discotecas, tiendas y comercios, en Temple bar hay un centro de arte, un centro de música y teatro.

Temple Bar Dublin

El IFI (Instituto Irlandes de Cinematografía) ofrece películas en versión original, algunas no muy comerciales.  Junto a este instituto, hay una plaza que  en los sábados por la mañana acoge un mercado de comida orgánica donde puedes probar y comprar comida de calidad. En esta misma plaza se puede ver cine en verano, o conciertos en determinados periodos del año.

El barrio de Temple Bar tiene una animada vida nocturna que es popular entre los turistas extranjeros e irlandeses provenientes de otras partes del país.  Al caer la noche, los turistas abarrotan las discotecas, restaurantes y bares.  Los pubs más conocidos en la zona son el Porterhouse, el Oliver St. John Gogarty,  Turks Head y Temple Bar.

A altas horas de la madrugada, Temple Bar se vuelve sucio y bastante ruidoso, y muchos no ven nada de entretenimiento al respecto. Si prefieres tomarte una pinta con la tranquilidad entonces prueba algunos de los pubs de la zona sur. Sin embargo ten en cuenta  que a los irlandeses les gusta disfrutar de la noche y, probablemente, todos los pubs de Dublín se encontrarán abarrotados.

Una visita a Temple Bar es una necesidad para todos los turistas, porque allí podrás conocer la hospitalidad irlandesa, y es posible que algún irlandés se te acerque a conversar en tu mesa. En los pubs hay siempre una atmósfera festiva, cantarina, y relajada y se mezclan personas de todo tipo: jóvenes y mayores, locales y turistas… El código es informal así que no necesitas ir especialmente vestido.

Temple Bar es una mezcla antigua y de modernidad. Mientras que algunos de los pubs siguen siendo fieles a la imagen que tenemos de un pub irlandés tradicional, otros son definitivamente más modernos  y ofrecen a menudo música pop o rock en vivo. El área que se extiende entre Westmoreland y Eustace donde más probable escucharás algunas flautas y violines. Algunos pubs, como el Palace Bar (21 Fleet St.) son bien conocidos por sus típicas sesiones de música irlandesa. El Oliver St. John Gogarty es el típico pub irlandeses de toda la vida con un montón de gente (bueno, en su mayoría turistas) cantando, batiendo palmas, y con alegría.

En el área que se extiende entre Eustace y Fishamble, los pubs se convierten en un poco más modernos, y es más probable  que escuches bandas en vivo tocando algunos de los éxitos de los Foo Fighters y Red Hot Chili Peppers. Allí te encontrarás con más dublineses.

Al  menos una noche en la zona de Temple Bar es necesario, aunque sólo sea para imbuirse en el ruido y el ambiente animado de Irlanda.

In this article

Join the Conversation