El Castillo de Blarney en Cork y su piedra de la elocuencia

Dicen las malas lenguas (mis amigos de Irlanda me explicaron) que los locales durante las noches suben a orinar sobre la piedra de Blarney, que miles de turistas besan cada día siguiendo la leyenda de que les otorgará el don de la elocuencia o el discurso fluido y convincente. Tengo que reconocer que yo fui uno de esos incautos turistas. Pero, sea cierto o no, el Castillo de Blarney en el condado de Cork es uno de los monumentos que ha atraído a Irlanda a los estadistas del mundo, los gigantes literarios y las leyendas de la pantalla grande.

1090 3
1090 3
Castillo de Blarney Irlanda

Besar la piedra de Blarney

La famosa piedra de Blarney se encuentra en lo alto de las almenas del castillo.  Primero, tendrás que subir las escaleras de caracol de piedra hasta la cima y disfrutar de las espectaculares vistas de la exuberante campiña irlandesa, Blarney House y el pueblo de Blarney.

De acuerdo a la leyenda, Cormac MacCarthy, señor del castillo, le pidió ayuda a la diosa Clíodhna tras ser involucrado en una demanda de la reina Elizabeth, que quería que los jefes irlandeses declararan sus tierras bajo su título real. La diosa pidió a MacCarthy besar a la primera piedra que encontrara en la mañana en su camino a la corte. El jefe así lo hizo.   Cormac McCarthy, Señor de Blarney, respondió a todas las solicitudes reales con una sutil diplomacia, prometiendo lealtad a la reina sin «ceder» su territorio. El resultado salió a su favor después que convenciera a la corte con gran elocuencia. «Vaya palabrería tienen los de Blarney», dijo la reina. De ahí que se crea que la piedra de Blarney imparta «la capacidad de engañar sin ofender».  Gracias a su éxito, MacCarthy subió la piedra al parapeto del castillo.

Los propietarios de Blarney Castle ofrece  otras varias explicaciones de los orígenes de la piedra en su sitio web. También se cree que la piedra de Blarney es la mitad de la Piedra del Destino (the Scone Stone), que perteneció originalmente a Escocia. La piedra había sido regalada a Cormac McCarthy por Robert de Bruce en 1314 a cambio de su ayuda en la batalla de Bannockburn. Los Reyes escoceses fueron coronados en la piedra, ya que se cree que tiene poderes especiales. Esta leyenda popular no tiene en cuenta el hecho de que se supone que la piedra fue retirada de Escocia 18 años antes de Bannockburn.

Besar la piedra de la elocuencia en Blarney

Miles de peregrinos suben las escaleras cada año para besar la Piedra de Blarney y obtener el don de la elocuencia. Sus poderes son incuestionables, pero su historia todavía genera debate.

En el pasado, los visitantes tenían que ser colgados de los tobillos y cabeza abajo sobre las almenas para besar la piedra. Hoy las medidas de seguridad son más cautelosas: La piedra en sí todavía se encuentra en la pared debajo de las almenas, pero para besarla, uno tiene que inclinarse hacia atrás aferrándose simplemente a una barandilla de hierro.

La historia del Castillo de Blarney

El Castillo de Blarney fue construido hace casi 600 años por uno de los más grandes jefes de Irlanda, Cormac MacCarthy. Anterior al castillo, se encontraba un pabellón de caza de madera construida en el siglo X, que fue sustituido por un castillo de piedra en 1210. La construcción actual día fue completado por Dermot McCarthy, rey de Munster en 1446.

El castillo siguió siendo el bastión ancestral de la familia de McCarthy hasta la llegada de Oliver Cromwell y sus cañones en 1646. Quince años más tarde, con la llegada del rey Carlos II en el trono inglés, los McCarthy pudieron regresar al Castillo.

Sin embargo, después de la batalla del Boyne en 1690, todos los jefes irlandeses fueron despojados de sus poderes y los McCarthy fueron nuevamente obligados a abandonar el Castillo de Blarney para siempre. El castillo fue vendido a Sir James Jefferyes, Gobernador de Cork en 1703. El castillo es ahora propiedad y está gestionado por los Consejeros del Blarney Castle Estate.

Cosas para ver alrededor del castillo

Castillo de Blarney y sus jardines

Blarney es una atracción turística de renombre mundial y no se debe perder por cualquier persona que visite el suroeste de Irlanda. Los siguientes lugares de interés turístico se encuentran a poca distancia a pie del centro del pueblo:

  • The Rock Close
  • El Arboretum
  • Blarney House and Gardens
  • El Museo de Aperos Agrícolas
  • Blarney Woolen Mills
  • El pueblo de Blarney

 

The Rock Close

The Rock Close es un lugar místico donde majestuosa tejos y robles crecen alrededor de un antiguo asentamiento druida,  un lugar prehistórico con los restos de enormes rocas, un dolmen (una tumba megalítica con una gran piedra plana puesto en montantes), un altar de sacrificios y una cocina de brujas.  Deberás seguir el rastro a través de las hojas de gunnera gigantes y bambú. Un jardín con cascadas de agua aportan la máxima relajación a los visitantes.

El Arboretum y paseos por el bosque

Hay numerosos paseos por el bosque en los terrenos de la finca del Castillo de Blarney, a través del cual serpentea el río Martin, donde podrás sentarse y contemplar las vistas del castillo. En primavera, los jardines del castillo se llenan con miles de bombillas y miles de azaleas híbridas están en plena floración. En otoño todo el lugar brilla cuando las hojas se vuelven rojas, ámbar y oro.

Blarney House and Gardens

Blarney House está situado a 200 metros del sur de Castillo de Blarney y se terminó en 1874. La casa está abierta al público durante los meses de verano. Ha sido completamente restaurada en los últimos años. La casa está rodeada de grandes extensiones de césped, arbustos, árboles y macizos de flores. Estos descienden suavemente hacia el lago.

 

Cómo llegar al Castillo de Blarney

– Desde Cork City (9 km SW través N20)

– Desde Kinsale, la ciudad más antigua de Irlanda (36 km a través de la N20 y R600)

Los precios al Castillo de Blarney: Adultos € 12,  estudiantes 10 €, niños 5 €.

In this article

Join the Conversation

3 comments

  1. Oscuelar

    Fantástica entrada. Muy completa. Realmente me encanto ese castillo, era uno de los lugares que mas me habian llamado la atencion cuando planificaba mi viaje y la verdad que no me decepciono.

  2. Sandra

    Hola, me gustó mucho la historia. Me hubiese gustado ver bien una foto de la piedra solamente. Gracias. :)

  3. Andres

    Siempre he tenido en mi mente el recuerdo de una vida pasada en la cual besaba dicha roca, mi curiosidad me llevo a google a buscar piedra besar castillo y poom me encuentro con que el lugar es real y que en verdad la gente hace hasta fila para vesarla como en aquel recuerdo… quería dejar la historia por aquí