Dublin Castle, el castillo de Dublín

Si has visto la película Michael Collins, sobre el levantamiento irlandés contra los ingleses, tal vez recuerdes una mítica escena que fue rodada en el castillo de Dublín. El revolucionario Collins llega  siete minutos tarde para firmar la tregua y el comandante inglés se lo reprocha, a lo cual Collins responde: "Nosotros tuvimos que esperar 700 años".

149 2
149 2

7 minutos o 700 años de espera en el castillo de Dublín

El castillo de Dublín fue la fortaleza inglesa durante 700 años. El edificio que se conserva actualmente es del siglo XVIII, y tan sólo sobrevive una torre del siglo XIII de la antigua fortaleza anglo-normada. La parte más fascinante del castillo es la fosa subterránea, donse se conserva un fragmento de la antigua muralla y el foso.

castillo de dublin

El castillo fue residencia oficial de los virreyes británicos en Irlanda y ahora es utilizado por el Gobierno irlandés. Las vistas incluyen recorridos por sus salones, una vez utilizados como dormitorios por sus importantes visitantes. El castillo acaba en los jardines con un alto muro que se dice fue construido para que la reina Victoria no pudiera ver los barrios y tugurios alrededor del castillo.

Otra cosa curiosa es la estatua de la Justicia que se encuentra en el patio de entrada por Cork Hill. Esta estatua tiene una historia controvertida, ya que fue vista como un desaire por muchos dublineses, ya que la figura se encuentra de espaldas a la ciudad y la vieron como un símbolo de falta de justicia. Asimismo esta estatua posee un par de escalas y con la lluvia que caía en Dublín hacia perder la inclinación a la balanza, la justicia. Terminaron por perforar un agujero en la parte inferior de cada escala, para dejar que el agua drenara y así restablecer el equilibrio.

La historia del castillo

 

El castillo de Dublín está situado en el corazón del Dublín histórico. De hecho, la ciudad recibe su nombre de la palabra Dubh Linn o Estanque Negro (Dubh = negro), que se situaba en los actuales  jardines del Castillo y la Coach House.

El castillo se encuentra en la parte más alta de la ciudad, cercano al cruce del río Liffey con su afluente el ahora subterráneo Poddle. Es muy probable que la fortificación original, en este sitio estratégico de fácil defensa, era una fortaleza gaélica en forma de anillo, que protegía al puerto, el adyacente centro eclesiástico y los cuatro caminos que convergían próximo.

En el 930, una fortaleza vinkinga danesa fue erigida en este sitio. Parte de las defensas de la ciudad se pueden todavía contemplar en la visita al subtérraneo, donde los revestimientos de piedra ofrecían protección contra el río Poddle. El asentamiento de Dyflinn (una palabra corrupción de Dubhlinn) rápidamente se convirtió en la principal base militar vikinga y centro de comercio de esclavos y de  plata, en Irlanda. Los gobernantes noruegos y daneses tenían control sobre el Mar de Irlanda y las incursiones al interior de la isla, donde los monasterios, con sus preciosos ornamentos y vasijas, eran blancos fáciles. Finalmente, su poder quebró cuando ellos y sus aliados fueron fuertemente derrotados por un ejército irlandés bajo el mando del rey Brian Boru, en la Batalla de Clontarft, 1014.

Ni los irlandeses ni los vikingos puderion resistir la invasión normanda de 1169. Los vikingos fueron expulsados y los normandos se convirtieron en los próximos ocupantes de Dublín. Se reforzaron y ampliaron las murallas existentes. Se supone que su primera fortificación fue construida en un montículo artificial de tierra y rodeado por madera (lo que se conoce como castillos hechos en motte y bailey), en el sitio de la actual castillo de Dublín. Hay evidencia arqueológica de un castillo de madera y piedra alrededor del 1170.En agosto de 1204, el rey Juan I de Inglaterra ordenó la construcción de una castillo mayor con un fuerte, gruesas murallas y grandes fosos, para la defensa de la ciudad, la administración de justicia y la custodia del tesoro. Fue completado en 1230 y el gran patio se corresponde hoy estrechamente con la fortificación original.

Las torres del castillo

La torre del sudeste es la última torre medieval intacta, no sólo del castillo de Dublín, sino también de Dublín. Funcionaba como una prisión de alta seguridad y mantuvo rehenes a irlandeses nativos y a sacerdotes en tiempos de los Tudor.La Torre octogonal, en el sur de la muralla, reemplazó a una torre en forma de D que contenía esta curva para que los arqueros pudieran contrarrestar los ataques.La Torre Bermingham en suroeste puede ser vista desde la puerta de Ship Street. También funcionó como una prisión, así como de almacén para los registros de la administración. A raíz de una explosión, estos registros fueron trasladados a la primera planta, y la torre fue reconstruida en 1777.La Torre cuadrada colinda con la Torre de Bermingham, donde la muralla de la ciudad cruzaba el foso. Se redujo en altura para formar una plataforma de artillería, y sus restos son todavía visibles. Inmediatamente fuera de la puerta de Ship Street hay un tramo de muralla medieval, que contiene parte de la Torre Stanyhurst. El río Poddle abastece de agua potable a Dublín y ahora corre bajo tierra por el castillo desde la puerta de Ship Street hasta  la Capilla Real.El extremo de Torre de la Pólvora al noroeste es visible en el subterráneo y contiene parte de la defensa de la ciudad vikinga del siglo X. La muralla medieval del castillo se une en este punto y hay una puerta pequeña en la pared que da acceso al foso.La torre Bedford ocupa el sitio de la puerta original normada, que era una puerta doble en forma de D , con rastrillo y puente levadizo.

Funcionó como puesto de guardia y módulo de cárcel. El río Poddle  fue desviado para llenar el foso seco de 12.2 x 6,1 metros a lo largo de la muralla norte, y con 3 metros de profundidad para facilitar las patrullas de vigilancia.Muchas de las funciones del castillo se adaptaron y cambiaron a lo largo de los siglos, pero siempre fue el centro de la administración colonial inglesa. Actuó como la residencia oficial de los sucesivos representantes reales, con títulos intercambiables como juez supremo, teniente general, virrey… Sus escudos de armas se muestran en las galerías de roble tallado y las vidrieras de la Capilla Real.

El castillo fue anfitrión de un tribunal subordinado real. Fue también la mazmorra para los presos de Estado y la sede del Parlamento, que se reunió en el Gran Salón, Great Hall (quemado en el gran incendio de 1684 y que fue trasladado al edificio en College Green en 1731). Los tribunales de Justicia y los tribunales de Hacienda se reunían también aquí. También fue el depositario de la hacienda real y el sitio de la casa de la moneda real, del ejército, de los cuarteles de policía, de la fábrica de armamentos con tiendas de armas situadas dentro de su recinto.En 1565, treinta años después de Henry VIII trajera la Reforma a Irlanda, el nuevo Lord en jefe Henry Sidney se trasladó con su familia al castillo de Dublín. A partir de entonces el castillo se convirtió en el centro de control para la guerra sucia y la persecución religiosa contra los jefes irlandeses y los “antiguos católicos ingleses”, muchos de los cuales eran de origen normando.

Al final del reinado de la reina Isabel, toda la isla de Irlanda fue conquistada y la propiedad inglesa de la tierra, las estructuras políticas y sociales fueron impuestas.El castillo se había descuidado durante casi doscientos años y se había convertido en “ruinoso, carcomido, sucio y pudrido”. Sidney sacó los Tribunales de Justicia y puso en marcha una enorme reforma que duró trece años, con la creación de un plan específico, que se tradujo en “una verdadera casa para que un Lord en  jefe pueda residir”. En 1570, había construido la nueva casa, una capilla, y la Torre del Reloj, diseñó los Jardines del Castillo y reparaó el foso del castillo.Así dejó de ser un puesto colonial, y el castillo se convirtió en la sede del gobierno inglés y de la administración para toda Irlanda.

Hubo una afluencia de ambicios protestantes y funcionarios ingleses, abogados y aventureros, que llegaron para beneficiarse de los despojos de la conquista, de la reforma y la política oficial de persecución religiosa – aprobada por ley en el Parlamento, en el Castillo de Dublín en 1585. Así comenzó el siglo más oscuro para los nativos irlandeses y los “viejos católicos ingleses”.En el incendio de 7 de abril 1684 la mayor parte del castillo medieval de Dublín, incluyendo la antigua Casa del Parlamento, se quemó. La conexión entre edificios y las salas fueron destruidas para evitar que las llamas llegarán al almacén de pólvora en la Torre de la Pólvora y a los documentos de Estado guardados en la Torre de Bermingham. Después de esto, el rey James ordenó que los viejos muros y  paredes fueran derribados.

La obras de reconstrucción comenzaron  y el alojamiento más señorial sustituyó a la fortificación medieval. Así comenzó la era moderna en la historia del castillo. Una mapa de Charles Brooking de 1728 muestra el castillo en transición, con obras de construcción en marcha. Gran parte de la actual Castillo de Dublín data de la época georgiana, incluyendo los apartamentos de estado, que fueron renovadas en 1746. El comercio y una mayor prosperidad para Dublín se extendieron más allá de sus murallas, y así se convirtió en la segunda ciudad más importante del Imperio Británico.Tras el terror que acompañó a la rebelión de 1798, el Parlamento irlandés fue extinguido, y sus competencias legislativas se trasladaron a Londres. Los candelabros de bronce en el Salón del Trono, del Castillo, conmemoran este evento, la Unión de Gran Bretaña e Irlanda (1800). El papel del castillo de Dublín como responsable de la política desapareció y cargo de virrey se convirtió en mera figura decorativa. La ciudad perdió su impulso económico y el desempleo, la pobreza y la población aumentó considerablemente.El virrey Wellesley se mudó con su familia a la nueva finca en Phoenix Park (ahora residencia oficial del Presidente de Irlanda), en la década de 1820. Entonces el castillo fue utilizado principalmente por los departamentos del gobierno, el ejército y la policía. Sin embargo, él y sus sucesores continuaron su corte en el castillo de Dublín, llendo de fastuoso entretenimiento durante la corte virreinal, desde la década de 1670. Virreyes sucesivos alentaron la participación de la poderosa clase protestante, la clase en ascenso en la vida social, y el Castillo se mantuvo en el centro de la vida social anglo irlandesa a lo largo de los siglos XVII y XIX, con su embriagadora mezcla de pompa y esplendor, extravagancia,  rituales y boato.El período social más importante eran las seis semanas festivas de bailes y cenas de lujo, que llegaban a su punto culminante en el Día de San Patricio. El castillo era ricamente decorado durante estas semanas. Todos los funcionarios estaban vestidos con uniformes de estado y los invitados con ropas ricamente ornamentadas y uniformes de gala. Lamentablemente, este entretenimiento virreinal se continuó durante la Gran Hambruna de 1845-1849 y el estilo de vida lujoso de esos privilegiados no alcanzaba a los dos millones de personas pobres que vivián fueran de las puertas del castillo.

La rebelión de Pascua de 1916 marcó el comienzo del fin de la dominación británica

La primera víctima mortal fue un policía llamado O’Brien, quien intentó cerrar la puerta de la Cork Hill un grupo rebelde que avanzaba. La Casa de la Guardia (el actual sitio de la recepción de Castle Hall y el comedor) fue capturada. El primer rebelde en morir fue el capitán Sean Connolly, que poco antes había disparado al guadia O’Brien. Fue alcanzado por francotiradores del ejército, desde el techo de la torre de Bedford, al izar la bandera rebelde en el edificio del antiguo ayuntamiento (City Hall) James Connolly, uno de los dos principales líderes rebeldes, había sido mutilado en los combates.

Tras la rendición general, fue llevado a los Apartamentos de Estado y retenido durante una semana en el sitio de la sala actual llamada James Connolly. Fue sometido a consejo de guerra y trasladado a Kilmainham Gaol, donde fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento. La serie de ejecuciones de líderes rebeldes, que terminó con la muerte de Connolly, provocó la ira del público y la simpatía por los rebeldes y su causa. Una guerra de guerrillas vigorosa, la ‘Guerra de la Independencia’, se puso en marcha con el apoyo público.

El 6 de diciembre de 1921, se firmó el Tratado anglo irlandés por la que veintiséis (de los treinta y dos) condados de Irlanda se convirtieron en un estado libre irlandés (ahora República) para poner fin a siete siglos y medio de dominio colonial inglés. El líder militar Michael Collins, llegó al patio superior (el gran patio) del Castillo de Dublín el 16 de enero de 1922 y recibió la entrega del castillo, a manos del  último Lord Teniente inglés FitzAlan, en nombre del Gobierno irlandés de nuevo. Sorprendentemente, el escudo de armas de FitzAlan ocupa  todavía el espacio disponible final en la capilla real del Castillo.El Castillo de Dublín sobrevivió a la posterior Guerra Civil y la transición a la nación irlandesa. El sitio ha sido ocupado y modificado durante siglos para adaptarse a sus cambiantes funciones. Todos los edificios históricos han sido restaurados y el Castillo está ahora plenamente integrado en la sociedad irlandesa.

En la actualidad acoge la presidencia de la Unión Europea, a jefes de estado y líderes de negocios, la industria y el gobierno. También es una gran atracción turística y los ciudadanos de todas las naciones viven la experiencia en sus instalaciones variadas, reveladas en diversas capas: la torre medieval, los tesoros de la Biblioteca Chester Beatty, y la antigua loma de defensa vikinga y las  espléndidas salas de Estado.

Dirección: Dame Street
Zona: centro
Transporte: Autobús: 50, 54, 56 bis, 77, 77 bis
Web: www.dublincastle.ie

In this article


Join the Conversation

2 comments

  1. José Brendan Wallace Kenny

    Atento a un trabajo familiar, me puse a buscar información sobre el incendio de las Cuatro Cortes de Dublín y encontré tu sitio. Te quiero felicitar por tu trabajo. Si vuelvo a Irlanda en 2015 espero poder conocerte personalmente. Tengo primos en Mullingar y sus alrededores, en Co. Westmeath.
    Abrazo José

  2. Estela

    Hola Jaime, ante todo felicitarte por tu página, no sabes lo bien que nos está viniendo para informarnos y saber como movernos por Dublín. Vamos a pasar la nochevieja allí, me puedes contar un poquito que se hace de forma especial el 30 y 31 en la ciudad. He leído algo sobre actividades en el castillo, pero como no sé inglés no termino de enterarme.
    Gracias, un abrazo y felices fiestas.