La prisión de Kilmainham-gaol en Dublín

Si quieres conocer la historia de Irlanda, entonces no te debes perder la visita a la prisión de Kilmainham (visita guiada en inglés por 5 euros). Los muros de este lugar exudan siglos de dolor, opresión y sufrimiento.

436 1
436 1

La bastilla dublinesa albergó a muchos líderes revolucionarios y vio mucho dolor, opresión y sufrimiento

Kilmainham Gaol ha sido escenario de innumerables episodios emocionales a lo largo de la historia de Irlanda camino hacia su independencia. Esta cárcel fue el hogar de muchos de los políticos del país: héroes, mártires y villanos. En la actualidad es museo y el escenario de algunos famosas películas y videos musicales.

Historia de la prisión

Kilmainham Gaol (en irlandés: Príosún Chill Mhaighneann) es una antigua prisión, ubicada en el barrio Kilmainham en Dublín, ahora convertida en museo. Esta prisión ha desempeñado un papel importante en la historia de Irlanda, muchos de los dirigentes de las rebeliones en Irlanda fueron encarcelados y ejecutados por los británicos en sus paredes.  Durante 140 años sirvió de prisión, y sus  celdas albergan a personajes famosos que participaron en la campaña por la independencia irlandesa, entre ellos los dirigentes de alzamiento de Pascua de 1916.

Cuando fue construida en 1796, Kilmainham Gaol se llamó la “nueva cárcel” para distinguirla de la antigua cárcel, un mazmorra maloliente, a sólo unos cientos de metros del sitio actual. Cuando la cárcel fue construida, diversas ejecuciones públicas tuvieron lugar frente a la fachada de entrada al edificio.

En su interior eran encarcelados todo tipo de prisioneros incluidos niños, por pequeños delitos de robo. No había separación de los presos, hombres, mujeres y niños eran encarcelados y hacinados, con una sola vela como luz y calefacción, y la mayor parte de su tiempo lo pasaban en el frío y la oscuridad y sometidos a las condiciones inhumanas de la prisión. Las condiciones en la prisión emporaron todavía más debido a la hambruna de 1848, que condujo a miles de personas a la miseria y a robar para poder sobrevivir.En el siglo XIX se construyó una nueva ala en la prisión que pretendía imitar el modelo de la cárcel de Londres de Pentonville.

Una ala muy conocida por las películas y videoclips

Esta ala es un ingenio arquitéctonico novedoso, porque permitía a los guardías ver todas las celdas desde el centro, y además su gran cúpula de luz pretendía servir para la redención y arrepentimiento de sus presos, según las ideas  de la época victoriana. Este ala ha sido el escenario de varias escenas de la película “En el nombre del padre”, protagonizada por Daniel Day Lewis. Si has visto la película es fácil reconocer  pasarelas de metals rodeadas de una luz proveniente de la zona abovedada.

Kilmainham Gaol fue abandonada como  cárcel en 1924, por el gobierno del nuevo Estado Libre Irlandés.

El primer ministro y presidente Éamon de Valera, estuvo allí encarcelado y fue la última persona que fue puesta en libertad. Tras años de abandono y una restauración por irlandeses voluntarios, en la actualidad alberga un museo sobre la historia del nacionalismo irlandés y ofrece visitas guiadas del edificio. Una galería de arte en el piso superior exhibe pinturas, esculturas y joyas de los presos encarcelados en las cárceles de toda Irlanda.

Vivir en una cárcel

En Kilmainham las malas condiciones en que las mujeres prisioneros fueron mantenidas siempre fueron un acicate para su próxima etapa de desarrollo. Sorpresivamente, en una época en que se enorgullecía de una actitud de protección para el “sexo débil”, las condiciones para las mujeres presas fueron persistentemente peor que para los hombres. Ya en su informe de 1809, un inspector observó que los presos varones dormían en camas de hierro mientras que las mujeres en contra lo hacían en celdas con paja. Medio siglo más tarde hubo poca mejora. La sección de mujeres, situado en el ala oeste, seguía superpoblada.

La importancia histórica Kilmainham Gaol radica en los hombres y mujeres que pasaron una estancia aquí o murieron por sus ideales nacionalistas. La historia de la cárcel es rica porque nos da una visión única de la vida humana en Irlanda, de su   gran hambruna, dos acontecimientos revolucionarios más importantes en la historia social de la Irlanda moderna.Kilmainham Gaol es una de las cárceles más grandes desocupadas en Europa. Ahora, pese a estar vacía de presos,  sigue  llena de historia. Ha sido acertadamente descrita como la bastilla irlandesa.

Dirección: Inchicore Rd, The Liberties
Teléfono: (01) 453 5984 (info)
Transporte: Autobúses 51B, 78A, 79
Web: www.heritageireland.ie

In this article

Join the Conversation

1 comment

  1. Alex

    Hola!

    Enhorabuena por el artículo, muy interesante. Quería ir con amigos a visitarla aprovechando que es primer miércoles de mes y tengo entendido que los guías son gratis salvo la voluntad tal día.

    ¿Sabrías decirme cuánto dura la visita?

    Muchas gracias! Vendré a menudo a visitarte ahora que he conocido el sitio.

    Un saludo.