Ley del aborto en España frente a Irlanda

Estoy indignado con nuestro gobierno y no puedo reprimirme al criticar las tremendas injusticias que va a suponer la reforma de la ley del aborto. Desde mi tribuna, animo a todo el mundo a manifestarse en favor del derecho de las mujeres. El gobierno español y el irlandés están en proceso de reformar sus respectivas leyes del aborto. El español para limitarlo y el irlandés para “aclarar” una ley restrictiva antigua del siglo XIX. En el caso de Irlanda, el gobierno de Irlanda se ha visto presionado tras el debate creado en torno a la muerte de Savita Halappanavar, una mujer India residente en la isla que fue obligada a llevar un feto de 19 semanas no viable, sufrir de sepsis y morir como resultado. El médico, temeroso de transgredir una ley de aborto de 1861, se negó a proceder con el aborto de Savita hasta que fue demasiado...

19 2
19 2

El caso Savita Halappanavar en Irlanda terminó un veredicto chocante: la muerte se debió sólo a diversos errores en los procedimientos médicos no a la negación del aborto. Sin embargo, en el juicio el marido logró probar que el personal del hospital le dijo a su esposa que no podía tener una terminación porque “Irlanda es un país católico”. Durante el juicio, la partera explicó en tono de disculpa que ella era la fuente de esta observación.

No aborto en Irlanda desde hace siglos

En teoría, la ley del aborto en Irlanda es absolutamente restrictiva hasta la fecha. Las mujeres no pueden abortar en ningún caso y generalmente han de escapar al Reino Unido para conseguir el procedimiento. Se estima que unas 5000 mujeres salen de Irlanda cada año para poder abortar. En la práctica, el aborto es legal en Irlanda cuando hay un peligro real y grave para la vida de la mujer embarazada, lo que incluye el riesgo de suicidio. Sin embargo, no existen pautas disponibles para ayudar a los médicos a determinar en qué determinados casos la vida de una mujer se ve amenazada por el embarazo. Por lo tanto, el aborto es inaccesible para la mayoría de las mujeres en Irlanda y no es legal en casos de violación, incesto o anomalías fetales.

Aborto limitado en España desde la democracia

En España se puede abortar legalmente desde el año 1985. La última ley se promulgó en 2010. Esta nueva ley denominada “Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo”, contempla que el aborto será libre dentro de las 14 primeras semanas de gestación. Se deberá informar a la mujer sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas que tiene la maternidad. Aparte de ello, por graves causas médicas se podrá abortar hasta las 22 semanas si: a. Existe un grave riesgo para la vida o salud de la embarazada; b. Existen anomalías graves en el feto.

Las nuevas leyes del aborto

Nuestro ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ahora está decidido a recuperar de forma unilateral una más restrictiva legislación del aborto con una novedad: la malformación del feto no será ya un supuesto para interrumpir el embarazo. Esa ley nos deja más cerca de las condiciones de la ley irlandesa, polaca y maltesa.

El gobierno irlandés por su parte, está recibiendo a representantes de todas las partes implicadas, para acometer una reforma. Los términos de la nueva ley todavía no han sido definidos, pero parece que la reforma se quedará corta.  El primer borrador de la nueva legislación permitiría el aborto cuando dos médicos certifiquen que la única manera de salvar la vida de la mujer es practicando la intervención y cuando un ginecólogo o un obstetra y dos psicólogos certifiquen que existe un riesgo de suicidio. El primer ministro Enda Kenny puede estar intentando contentar a los sectores más conservadores y católicos. En sus últimos comentarios, se limitó a decir que “el objetivo del proyecto de ley es proteger a las mujeres y sus bebés no nacidos, “aclarando las circunstancias” en las que los médicos podrían intervenir cuando la vida de una mujer está en peligro”. Básicamente, el proyecto de ley no cambiaría mucho la vigente ley del aborto de Irlanda ni supondría ningún nuevo derecho. Sólo se incluirían los casos y condiciones en los que los médicos podrían proceder al aborto inducido.

Pase lo que pase con la reforma del aborto en España o en Irlanda, todavía no entiendo como es posible que se ponga en riesgo la integridad y la vida de las mujeres (que tienen historia, amigos, familia, conciencia…) frente a la salvación de un feto, que sólo percibe ciertos estímulos tras un avanzado estado desarrollo. No es una cuestión de “mi cuerpo es mío y hago lo que quiero”, como muchos pro-vida reprochan a los pro-aborto. Es una cuestión de “mi cuerpo está en riesgo y mi integridad como persona” puede verse afectada.

Diversos estudios demuestran que el feto no puede tener percepciones y por tanto es insensible al dolor. Es también absolutamente incapaz de sufrir o gozar y de tener conciencia, porque todavía no ha adquirido las estructuras, las conexiones y las funciones nerviosas necesarias, biológicamente no puede ser considerado un ser humano. Si la interrupción de un embarazo es dolorosa para alguien lo es sin duda para la mujer que deberá superar el trago, tanto física como psicológicamente.

Espero que el gobierno irlandés sea más valiente y vaya más allá con la reforma, y que el español dé marcha atrás con la nueva ley. El tiempo de debate y de recursos perdidos en España debería ser empleado para otras cuestiones legislativas más importantes: como la reforma de la ley electoral, la ley del desahucio… Es una pena que ha estas alturas estemos retrocediendo en derechos conseguidos y vayamos en contra de las personas que verdaderamente importan: las mujeres. Señor Gallardón, si su hermana o su hija estuvieran en peligro le aseguró que darías lo que fuera por salvarles la vida. Dedícate a otras leyes y deja en paz decidir a las mujeres.

In this article


Join the Conversation

2 comments

  1. juan merayo

    Una pena que aproveches una página tan útil para hacer apología de un crimen contra la humanidad, una atrocidad como es el aborto. Triste, triste…

    No tiene nada que ver con los derechos de la mujer y si mucho con la negación del derecho a la vida que todo ser humano tiene: nacido o no, blanco o negro, joven o viejo, listo o tonto, sano o enfermo…

    No tienes ni idea de lo que supone iniciar el camino de limitar el derecho a la vida de algunos. ¿Por qué no seguir con otros? No dudes que se seguirá con otros, esto ya lo hemos visto antes.
    Una vez que la vida humana no es un valor absoluto todo es posible ya… ¿Y os llamáis progresistas?

  2. Jaime Marcos Hernandez

    Hola Juan:

    Yo defiendo el derecho a la vida, a la vida de la mujer. No sé si habrás leído alguna vez sobre el síndrome de Patau, te recomindo ver esto: http://www.youtube.com/watch?v=KZ8afFPASv0. Hay síndromes en los que el feto no es viable. Seguro que nos has pasado por ello. ¿Sabes cuánto se hunde una mujer cuando le dice que su feto no tiene solución y los cromosomas están afectados? Seguro que no.

    Si tienes mujer, hermana, madre o prima, por favor, envíaselo y pregúntale que haría: ¿arriesgar su vida en ese caso? ¿o tener un feto muerto en su vientre con el riesto de septicemía o entre sus manos? ¿Arriesgaría las vida de una de ellas por ese feto? Esto no es una cuestión de progresismo, ni de no tener idea. La realidad es que en países como Irlanda mujeres se enfrentan a la muerte, porque la legislación no les protege de casos como estos.

    Realmente, no estoy de acuerdo con que mujeres vayan a abortar con fetos sanos después de un periodo marcado por la ley. Pero cada uno es dueño de su conciencia y su cuerpo, y ahí yo no me meto. La vida humana para mí tiene gran valor, pero la vida de un ser con plena consciencia e historia, creo debe prevalecer sobre la de una vida de un feto.

    Siento que veas esto post como un recurso para hacer apología de un crimen. Te puedo asegurar que no es mi intención. En todo caso estoy en mi derecho a expresar mi opinión, y tú la tuya. Y como tal he aprobado tu comentario. Sino no me hubiera ni molestado.